¡Ya no hay invictos!



El equipo de los San Francisco 49 ers (8-1) se quedó con las ganas de convertirse en el séptimo equipo de la NFC en los últimos 30 años en iniciar una temporada con marca de 9-0, luego de que este lunes por la noche cayó ante los Seattle Seahawks (8-2) por pizarra final de 27-24 en el cierre de la semana 9 de la NFL.


Los californianos tomaron la ventaja a la mitad del primer cuarto, luego de que Chase McLaughlin concretó un gol de campo de 43 yardas.


Minutos más tarde, Jimmy Garoppolo tuvo una conexión e 10 yardas en zona roja con Kendrick Bourne y tras el extra de McLaughlin pusieron la pizarra 0-10.


Seattle tardó pero se metió al juego y logró anotar en una jugada grande. En segunda oportunidad, Garoppolo fue capturado por Jarran Reed en su propia yarda 23 y soltó el ovoide que fue recuperado por Jadeveon Clowney quien lo devolvió hasta zona de anotación.


Con dicho touchdown, Clowney se convirtió en el quinto jugador en la historia de los Seahawks con una anotación por devolución de intercepción y otra tras un fumble en una misma temporada y el primero desde que Jordan Babineaux lo hizo en 2008.


Luego de que Jason Myers anotara el extra y el juego se pusiera 7-10, Seattle tuvo la oportunidad de irse al descanso con la ventaja, pero D.K. Metcalf soltó el ovoide tras una recepción dentro de la 27 de San Francisco y Jaquiski Tartt lo recuperó para terminar la amenaza.


Tras el descanso, Seattle volvió a ponerse en territorio de los 49 ers, pero Rashaad Penny perdió el balón y DeForest Buckner lo tomó para devolvérselo a los locales.


San Francisco no aprovechó los regalos de su defensiva, caso contrario al de Seahawks. Cerca de la mitad el campo, Garoppolo fue interceptado por Quandre Diggs que llevó el ovoide hasta la yarda 16 de territorio enemigo.


Bastaron tres jugadas para que Seattle se pusiera una ventaja, gracias a que Russell Wilson se conectó con Jacob Hollister con un pase corto. Con el punto extra ejecutado por Myers el juego se puso 10-14.


La anotación cayó como balde agua fría para los californianos, pues por tercera vez soltaron el ovoide luego de que Clowney atrapó a Garoppolo y este soltó la pelota que robó Poona Ford dentro de la 32 de San Francisco.


Nuevamente Seattle aprovechó lo hecho por su defensiva y en cuatro jugadas, aumentaron su ventaja con una corta escapada de Chris Carson. Con el extra de Myers ampliaron su ventaja a 11 puntos.


En el inicio del último cuarto, ahora fue la defensa de San Francisco quien hizo una jugada grande. Arik Armstead y K'Waun Williams atraparon a Wilson, quien tiró el balón y tras una serie de rebotes entre jugadores de ambos equipos, finalmente Buckner lo tomó y lo devolvió 12 yardas hasta de zona anotación para apretar el juego.


Sin embargo, no se conformaron con eso y fueron por la conversión, misma que consiguieron con una conexión de Garoppolo con Kendrick Bourne.


Minutos más tarde, 49 ers tuvo de nuevo el balón y logró llegar hasta la 21 de Seahawks. Esta serie les valió para emparejas las acciones con un gol de campo de 39 yardas de McLaughlin.


En su siguiente posesión, Seattle volvió a ponerse arriba y con dos minutos menos en el reloj, Myers anotó un gol de campo de 46 yardas para poner el juego 24-21.


El tiempo restante fue suficiente para San Francisco y con seis segundos en el reloj, McLaughlin mando al juego a tiempo extra al meter una patada de 47 yardas.


Seattle ganó el volado e inició el tiempo añadido con el balón. Cuando ya estaban cerca de anotar, Wilson fue interceptado en la 14 de los 49 ers por Dre Greenlaw quien llevó el balón hasta la mitad del campo.


Minutos más tarde, McLaughlin tuvo la oportunidad de darle la victoria a su equipo pero erró su intento de gol de campo de 47 yardas.


Seattle volvió a tener su oportunidad de llevarse el juego y con menos de cinco segundos en el reloj, Myers le quito el invicto a San Francisco al meter su patada de 42 yardas para llevarse el juego 27-24.


Russell Wilson acumuló 232 yardas en 24 de 34 intentos con un touchdown y una intercepción. Carson por la vía terrestre y Hollister con una recepción de anotación fueron quienes tuvieron la suerte de cruzar las diagonales por la ofensiva visitante.


Por su parte Garoppolo, concretó 24 de 46 intentos para 248 yardas con una anotación para Bourne y una intercepción.


La próxima semana Seattle tendrá descanso, mientras que San Francisco, volverá a ser local cuando reciba a los Arizona Cardinals (3-6-1).


Datos de ESPN Stats y Espn Datos fueron incluidos en esta crónica.


©2019 Todos los Derechos Reservados Yarda a Yarda.