Varios jugadores de Cleveland querrían salir del equipo


Dos de los jugadores de mayor talento del equipo buscarían salir de la organizacion. Foto: GettyImages

La tensión en los Cleveland Browns continúa aumentando a medida que la temporada llega a su final.


Con un récord de 6-8 sus posibilidades de obtener un boleto a Playoffs son nulas y la frustración en los jugadores de mayor talento se ha hecho evidente.


Durante las últimas semanas diversos reportes indicaron que Odell Beckham Jr. no se encuentra feliz en Cleveland y estaría buscando su salida de la franquicia que lo adquirió apenas en la pasada temporada baja.


Ayer el equipo fue incapaz de contener la versátil ofensiva de los Arizona Cardinals y se llevaron un duro revés por marcador de 38-24 que los dejó prácticamente sin posibilidades de Playoffs.


Durante el partido, el equipo lució inoperante a la hora de ejecutar las jugadas y se hizo evidente la frustración general del equipo. Parece que con dos juegos restantes, esa frustración finalmente llegó a su punto de inflexión.


Michael Silver, de NFL Network, informó que dos fuentes le comentaron que al finalizar el partido, "múltiples" jugadores de los Browns gritaron hacia la línea lateral de Arizona "vengan a buscarme", incluido el receptor abierto Jarvis Landry.



A pesar de las palabras de Landry, el entrenador en jefe de los Browns, Freddie Kitchens se mostró positivo en la conferencia de prensa matutina del lunes.


"No cambiaría a Jarvis por nada", dijo Kitchens.
"Jarvis juega con pasión, lo que me encanta. Es duro, es físico. Quiere ganar y cuando quieres ganar tanto como Jarvis, a veces tu emoción se apodera de ti. Pero no tengo problemas con Jarvis. Es uno de mis favoritos, la forma en que juega, él como persona, todo".

Sin embargo, según los informes, el sentimiento expresado por Landry y los otros jugadores no es bueno para nadie en el entorno de los Browns, y principalmente para Kitchens, quien se encuentra en la silla caliente y podría perder su trabajo al final de la temporada.


La temporada ha sido una decepción para un equipo plagado de talento como el de los Browns y habría que agregar que el vestidor se encuentra evidentemente roto dirigiéndose a una encrucijada organizacional.


Kitchens dijo a los periodistas el domingo tras el partido ante Arizona que no le importaban los rumores sobre su continuidad, sino solo hacer su trabajo lo mejor que pudiera.


"Me importa mi trabajo, solo me importa mejorar hoy", dijo Kitchens.
"Por supuesto que quiero volver".

Los últimos dos partidos de la temporada para Cleveland serán visitando a Baltimore y recibiendo a Cincinnati en búsqueda de cerrar el año de manera digna.

©2019 Todos los Derechos Reservados Yarda a Yarda.