Texans arma la remontada y Chargers sigue en picada



Tres semanas han bastado para que parezca lejano el momento en el que muchos veíamos a los Chargers de Los Ángeles como uno de los tres candidatos principales junto con Chief y Patriots por el título de la Conferencia Americana de la NFL, sin embargo dos derrotas y una milagrosa victoria en la semana uno han puesto en duda aquella proyección.


Con un ataque aéreo dinámico, un Deshaun Watson capaz de romper la bolsa y ampliar las jugadas, acompañados de una defensiva dominante, los Houston Texans pusieron en su lugar a Philip Rivers y los Chargers para vencer 27-20 y ligar su segunda victoria en la temporada.


El problema principal para Los Ángeles estuvo en la incapacidad de su defensiva para atrapar a Watson, pese a la poderosa penetración de sus pass rushers, le fue imposible a Chargers concretar múltiples tackleadas que terminaron en pases de fantasía que le dieron el primero y diez a Texans.


En el arranque del partido Texans recibieron el balón para su primer serie ofensiva, el mariscal de campo de Houston recibió presión por parte del defensive end Joey Bosa, quien provocó un intento de pase apresurado que terminó en un fumble que recuperó Desmond King de Chargers.


Dicha jugada le dió la ventaja territorial a Philip Rivers y su ofensiva, que supo aprovechar el momento y conectó con Keenan Allen para un pase de 7 yardas que terminó en una anotación en el minuto 9:47 y abrió el marcador 0-7.


Al cerrar el primer cuarto Chargers estuvo a punto de ligar su segunda anotación, sin embargo una captura a Rivers por parte de D. J. Reader evitó la hazaña que terminó con un gol de campo de 34 yardas de Ty Long que movió la pizarra a 10 puntos sin respuesta.


La ofensiva de Texans tardó en encenderse y fue hasta el segundo cuarto que Watson lideró una serie ofensiva que los puso en la puerta de la anotación. Estando en la yarda 21 de Chargers el centro Nick Martin soltó el balón en un fallido snap que rápidamente recobró Desean Watson que lanzó un pase hasta las diagonales para un touchdown de Darren Fells que inauguró el marcador para su equipo 7-10.


Rivers aún en control de la situación amplió la ventaja angelina a un 7-17 con un pase dirigido a Keenan Allen que sumó su tercer touchdown en la campaña. En esa serie ofensiva J.J. Watt capturaría al mariscal de Chargers una vez más, dándole al equipo la clave para detener su avance.


Ya para el tercer cuarto y con un gol de campo fallado por los Texans, el corredor Carlos Hyde dió inicio a la remontada de los Texans con una carrera de tres yardas que niveló el juego 14-17.


Seguido de la anotación, J.J. Watt se combinó con Reader para la tercer captura de quarterback para Chargers. Tres jugadas más tarde con un Philip Rivers completamente mermado y sin poder moverse fuera de la bolsa de protección recibiría su cuarta captura que además le daría el balón a Texans con un fumble recuperado por Z.Cunningham.


El head coach Bill O’Brien le tomó la medida a la defensiva de Los Angeles y aprovechándose del poder atlético de su mariscal, ordenó una serie ofensiva completamente aérea que finalizará con el marcador 21-17 a favor de los texanos con pase al tight end Jordan Akins.


El último cuarto resultó un carrusel de emociones, comenzando con una anotación más de los Texans cortesía nuevamente de Watson y Akins para el 27-17 con la patada de punto extra fallida. Tras esto Chargers intentó levantar el resultado sin embargo el esfuerzo terminó en un gol de campo de 43 yardas.


Llenos de valor y sin nada que perder, el equipo del coach Anthony Lynn buscaron poner el empate en el marcador a todo lugar, jugandosela en dos ocasiones en cuarta oportunidad de manera efectiva poniendo en riesgo el triunfo de los Texans. 


J.J. Watt le dió a Rivers su quinta captura en el partido y tras varios pases incompletos Chargers le entregó el balón a Houston que no tuvo más que hincar la rodilla para llevarse su segunda victoria en la temporada y poner en aprietos a Los Ángeles con un 1-2.

0 vistas

©2019 Todos los Derechos Reservados Yarda a Yarda.