¿Por qué George Kittle se convirtió en el TE mejor pagado de la NFL ?


Kittle es considerado como uno de los mejores jugadores en su posición. Foto: Athlon Sports

Desde aproximadamente la medianoche distintos insiders de la liga comenzaban a informar sobre un posible acuerdo entre los San Francisco 49ers y uno de sus jugadores clave a la ofensiva, el TE George Kittle.


Hoy por la mañana, la información fue confirmada y los detalles del acuerdo se dieron a conocer. 5 años de contrato por $75 millones de dólares que incluyen $30 millones garantizados y un bono de $18 millones al firmar.


Con esto, Kittle ganara $15 millones por temporada lo que lo convierte en el TE mejor pagado de la NFL. Pero, ¿Merece Kittle ser el jugador mejor pagado en su posición?

Desde hace meses Kittle y el GM de los 49ers, John Lynch habían estado en pláticas contractuales en las que el jugador le hizo saber a la gerencia del equipo que buscaba un acuerdo importante en lo que a dinero respecta.


Luego de la firma de Austin Hooper con los Cleveland Browns por $44 millones en 4 años ($11 millones por temporada) estaba claro que Kittle no iba a aceptar menos de esa cantidad.


Kittle llego a la NFL en el Draft de 2017 procedente de la Universidad de Iowa y fue seleccionado hasta la quinta ronda. Antes de él, ocho alas cerradas fueron seleccionadas. O.J. Howard, Evan Engram y David Njoku en la primera ronda, Gerald Everett y Adam Shaheen en la segunda, Jonnu Smith en tercera y Jake Butt solo un pick antes que él.


Si bien algunos de ellos han demostrado calidad en la liga, ninguno a la altura de Kittle.

Durante su temporada de novato disputo 15 partidos donde tuvo 43 recepciones para 515 yardas y 2 TD. Su cantidad de jugadas en el campo se vio limitada ya que tuvo que compartir posición con el veterano Garrett Celek.


Sin embargo, para la segunda campaña se adueñó por completo de la titularidad y tuvo una temporada para la historia. 1377 yardas (mayor cantidad para un TE en una temporada), 88 recepciones y 5 TD. En esa misma temporada, ante los Denver Broncos, tuvo un partido con 210 yardas en la primera mitad (mayor cantidad para un TE en una primera mitad). Kittle ya mostraba su calidad.


En la tercera temporada tuvo 1053 yardas en 85 recepciones y 5 TD. Siendo una pieza primordial en el esquema ofensivo del equipo que llegó hasta el Super Bowl LIV donde cayeron ante los Kansas City Chiefs.


Ya ha sido seleccionado 2 veces al Pro-Bowl y una vez al primer equipo All-Pro.

Además sus 2945 yardas, son la mayor cantidad para un TE en sus primeras tres temporadas.



Una de sus principales cualidades es la cantidad de yardas que obtiene después del contacto. Con un 1.93 de estatura y 113 kg, Kittle es un jugador sumamente difícil de derribar y una pesadilla para el perímetro de cualquier equipo de la liga.


Para su peso y estatura, la calidad de sus movimientos para eludir tacleadas y correr las rutas de manera casi perfecta lo hacen un jugador aún más peligroso.



Por si eso pareciera poco, Kittle es un excelente jugador de bloqueo. Nuevamente, gracias a su corpulencia, es constantemente utilizado en jugadas de bloqueo para abrir espacio a los corredores del equipo.



Las lesiones no han sido un problema. Se ha perdido apenas 3 partidos por esa causa. 1 en 2017 por una lesión en la pierna y 2 en 2019 por una lesión en la rodilla. Además, nunca ha sufrido conmociones pese a la cantidad de golpes a los que es sometido constantemente.


Junto a Travis Kelce de los Chiefs, Kittle es el mejor TE de la liga. Cada quien tendrá su opinión sobre quien es mejor, lo cierto es que ambos están muy por encima de los demás alas cerradas de la liga.


Con apenas 26 años de edad, Kittle tiene toda una carrera por delante, y de continuar en la misma sintonía, se convertirá en uno de los mejores alas cerradas de la historia de la NFL. Eso solo el tiempo lo decidirá.

©2019 Todos los Derechos Reservados Yarda a Yarda.