Philadelphia termina con el invicto de Green Bay


Philadelphia se metió a Lambeau Field y logró una oportuna victoria. Foto: Philadelphia Eagles

En un auténtico partidazo de principio a fin, los Philadelphia Eagles se metieron a Lambeau Field y le quitaron el invicto a unos Green Bay Packers que extrañaron las actuaciones defensivas de semanas anteriores, pues el día de hoy Doug Pederson y compañía exhibieron las carencias de la defensa de Green Bay.


Aaron Rodgers nos regaló un partidazo al completar 34 de 53 envios para 422 yardas con dos touchdowns y una intercepción en los últimos segundos del partido. El otro Aaron (Jones) de discreta actuación acarreo el balón en 13 ocasiones para apenas 21 yardas y un touchdown. Davante Adams tuvo una gran noche con 10 recepciones para 180 yardas (máxima cantidad en su carrera) sin touchdowns antes de abandonar el partido en el ultimo cuarto debido a una lesión.


Por su parte, Carson Wentz tuvo un discreto pero efectivo partido completando 16 de 27 pases para 160 yardas con tres touchdowns sin intercepciones. Jordan Howard fue el motor de la ofensiva con 15 acarreos para 87 yardas y dos touchdowns, además de 3 recepciones para 28 yardas y una anotación más por aire.

La primera imagen del día seria la aparatosa lesión de Jamaal Williams quien desafortunadamente abandonaba el partido en camilla debido a un golpe ilegal de Derek Barnett.


Los primeros puntos del partido los pondría Jones con un acarreo de 3 yardas. Adams con una recepción de 58 yardas ponía a los locales en zona roja y aprovecharían la oportunidad de ponerse arriba en el marcador.


Philadelphia no encontraba la fórmula para detener a Rodgers y compañía quienes arrastraban a la defensiva visitante 78 yardas, sin embargo, en zona roja se hicieron fuertes y solo permitieron 3 puntos de Mason Crosby.


El segundo cuarto iniciaba con anotación de la visita. Eagles por fin se ponía en el marcador con un pase de Wentz a Alshon Jeffery de 6 yardas. La anotación se anulaba momentáneamente por una posible interferencia de Zach Ertz, pero luego de que los oficiales consultaran la repetición, daban por válida la anotación de Jeffery.


Nuevamente Green Bay se quedaba en zona roja y se tendrían que conformar con un gol de campo de Crosby de 31 yardas. A pesar de ello, Adams estaba siendo un auténtico dolor de cabeza para el perímetro visitante que no encontraba la manera de detenerlo.


El vendaval ofensivo no cesaba y por primera vez en el partido los Eagles se ponían arriba en el marcador. Un pase de 3 yardas cortesía de Wentz a su ala cerrada Dallas Goedert les daba la ventaja.



Tras esto, la defensiva visitante decía presente en el partido. Luego de ser arrastrados en sus primeros 3 drives, Derek Barnett lograba llegar a Rodgers para golpearlo y forzar un balón suelto que sería recuperado por el mismo en la yarda 17 rival.


4 jugadas después, un acarreo de una yarda por parte de Howard ampliaba la ventaja de los visitantes ante el asombro del público local.


Sin embargo, antes de irnos al descanso, Rodgers nos demostraba porque es considerado uno de los mejores jugadores de la liga. El mariscal de campo de los Packers lograba meter nuevamente a su equipo en el marcador con un pase a Geronimo Allison de 19 yardas. Sin tiempos fuera y con menos de un minuto en el reloj, Rodgers comandó la ofensiva de Green Bay a buen puerto.


Con un marcador de 21 – 20 en favor de Philadelphia terminaba el primer medio, pero con claros tintes de que el segundo medio nos tendría preparadas más emociones.


Los visitantes verían nuevamente la zona prometida. Por tercera ocasión en el día, Wentz conectaba un pase de anotación. Esta vez en un pase pantalla a Howard quien llevaba el balón 20 yardas hasta las diagonales.


Tan solo dos drives más tarde, los Packers empataban el marcador. Una perfecta parábola de Rodgers a Jimmy Graham encontraba al ala cerrada en las diagonales a pesar de la férrea marcación de la defensiva de Eagles.


Por tercera vez en el día, Howard encontraba las diagonales. Con un acarreo de dos yardas volvía a darle la ventaja a un equipo de Philadelphia que cada vez que su ofensiva tenía el balón lucían prácticamente imposibles de detener.


Pero el partido entraba en un ritmo de toma y daca. Nuevamente Green Bay se encontraba tocando la puerta rival. A pesar de que la defensiva de Eagles se doblaba, no se rompía y lograba detener en cuarta oportunidad y gol a Rodgers quien salía frustrado del campo al no poder obtener puntos.


Philadelphia fracasaba en su intento por consumir el reloj y le dejaban el balón nuevamente a Rodgers quien salía a buscar revancha. A pesar de comandar una gran serie ofensiva, en segunda ocasión y gol el mariscal de campo buscaba a Marquez Valdes-Scantling en las diagonales, sin embargo, el receptor se encontraba bien cubierto y el balón rebotaba en sus manos lo cual sería bien aprovechado por Nigel Bradham para interceptar el balón y terminar con el partido y el invicto de los Packers.

Tras la derrota de la semana pasada ante Detroit, Philadelphia estaba urgido de dar un golpe en la mesa y lo lograron esta semana al pegarle a uno de los invictos.


Con este resultado, Eagles se coloca con marca de 2 – 2 y recibirá su semana de descanso antes de enfrentar a los New York Jets.


Mientras tanto los Packers, ahora con récord de 3 – 1 visitaran Arlington para medirse a los Dallas Cowboys en un partido que promete ser uno de los mejores de la temporada.

©2019 Todos los Derechos Reservados Yarda a Yarda.