Noche histórica para Taylor Gabriel en victoria de Bears sobre Redskins

El equipo de los Chicago Bears (2-1) le propinó a los Washington Redskins (0-3) su tercera derrota la temporada, al derrotarlos a domicilio con un resultado final de 31-15 en el cierre de la Semana 3 de la NFL.


Chicago tomó la delantera en el primer periodo, cuando Ha Ha Clinton le interceptó un pase a Case Keenum y lo devolvió 37 yardas hasta zona de anotación.


Dicha entrega fue la quinta de Keenum que termina en touchdown y de paso marcó la primera para Washington en el año, dejando así a los Baltimore Ravens, como el único equipo que no ha tenido un turnover en la presente temporada.


Washington pudo acercarse, pero Dustin Hopkins erró un intento de gol de campo de 43 yardas.


Para el segundo cuarto, Bears aumentó su ventaja con tres conexiones de tres, una y 36 yardas de Mitchell Trubisky con el receptor Taylor Gabriel.


Con dichas atrapadas, Gabriel iguala el récord de recepciones para touchdowns en un Monday Night Football.


Esto no ocurría desde el 5 de diciembre de 2016 cuando Dwayne Allen lo hizo con Andrew Luck y los Indianápolis Colts ante los New York Jets.


La segunda de esas anotaciones se dio luego de que Khalil Mack capturara a Keenum para provocar un balón suelto que fue recuperado por Akiem Hicks, mientras que la tercera llegó después de que Kyle Fuller le interceptó un envió a Keenum, dejando el ovoide en la yarda 37 de Chicago.


Finalmente, Washington rompió el cero segundos antes de llegar al descanso, con un gol de campo de 35 yardas de Hopkins.


Tras la reanudación, Chicago estuvo a punto de hacer daño de nuevo luego de que HaHa Clinton-Dix de nueva cuenta le interceptara un pase a Keenum. Sin embargo, fallaron en su intento de aumentar la ventaja, luego de que Eddy Pineiro errara un intento de gol de campo de 59 yardas.


Redskins al fin pudo cruzar las diagonales con un pase de anotación de 15 yardas de Keenum para Terry McLaurin. Rechazaron ir por el punto extra pero fallaron en su intento de conversión.


La defensiva de Washington volvió a poner a su equipo en buena posición cuando Trubisky fue interceptado por Aldrick Robinson.


Cuando parecía que Redskins entregaría el balón, Keenum y compañía hicieron efectiva una cuarta oportunidad en zona roja, con un pase de touchdown de dos yardas a Paul Richardson. Nuevamente fueron por la conversión y fallaron en su intento.


Chicago puso el último clavo en el ataúd de Washington, luego de otra entrega de Keenum siendo esta vez un balón suelto de Danny Trevathan que recuperó Eddie Jackson.


Unos minutos después, Pineiro selló el triunfo de Bears con un gol de campo de 38 yardas.


Trubisky completó 25 de 31 intentos para 231 yardas con tres touchdowns y una intercepción. La mitad de las recepciones de Gabriel fueron de anotación y sumó 75 yardas. Pineiro falló un gol de campo, pero concretó todos sus puntos extra.


Keenum por su parte, acumuló 332 yardas en 30 de 43 envíos con un par de anotaciones y tres intercepciones.


Richardson obtuvo 83 yardas en ocho recepciones con una anotación. Le siguieron Chris Thompson con 79 yardas en cuatro atrapadas y Terry McLaurin tuvo 70 yardas en seis recepciones, una de ellas dentro de las diagonales.


Para la semana 4, Bears recibirá en el Soldier Field a los Minnesota Vikings (2-1), en tanto que Redskins visitará a los New York Giants (1-2).


La defensiva de Chicago lidera la NFL con siete touchdows defensivos en las últimas 2 temporadas, seis de ellos han sido con devolución de intercepción.

Datos de ESPN Stats y Espn Datos fueron incluidos en esta crónica.

©2019 Todos los Derechos Reservados Yarda a Yarda.