Michael Bennett habló fuerte tras la derrota ante los Bills


El liderazgo de Bennett al interior del vestidor de Dallas se ha hecho evidente.

Los Dallas Cowboys sufrieron su segunda derrota consecutiva en menos de 5 días y las cosas evidentemente no van en la dirección correcta. El equipo juega sin creatividad ni motivación y a pesar de ello aún mantienen la cima de la NFC East con un récord de 6-6 que muy probablemente será igualado por los Philadelphia Eagles el domingo cuando enfrenten a los Miami Dolphins.


El día de ayer el equipo fue exhibido en televisión nacional ante un bien entrenado equipo de Buffalo. A pesar de que el marcador fue de 26-15, la realidad es que los Cowboys mostraron un nivel muy bajo a lo largo de todo el partido y se vieron superados por su rival.


Es por eso que los reporteros en Arlington pudieron escuchar gritos desde el vestuario de los Cowboys el cual fue cerrado tras el partido. Más tarde se reveló que el ala defensiva Michael Bennett, fue quien dio un discurso apasionado al equipo en un intento de sacarlos de la caótica situación.


"Los campeones son las personas que se recuerdan", dijo Bennett a los periodistas cuando se le preguntó en qué se centraba el tema de su discurso, a través de The Dallas Morning News.


"No recuerdan quién obtuvo el mayor contrato. Un montón de grandes jugadores obtuvieron excelentes contratos, pero no son recordados como campeones. Los campeones son los que obtienen las medallas de oro y las chaquetas y entienden lo que se necesita para ganar. Esa es una mentalidad cierta. Es solo una cierta habilidad para jugar duro en los momentos adversos”.

A pesar de que tiene poco tiempo de haber llegado a Dallas, Bennett ciertamente tiene el currículum para pronunciar ese discurso ante su nuevo equipo. El jugador fue ganador del Super Bowl XLVIII con los Seattle Seahawks y es ya un veterano de 11 años en la liga.


"Porque es importante que comprendamos que tenemos una pequeña ventana", dijo.


"Tenemos todos los grandes jugadores. Lo único que tenemos que hacer es ejecutar en la adversidad. Tenemos que ser capaces de cambiar algunas de las cosas que hemos estado haciendo para exigir más de nosotros mismos y convertirnos en las personas que queremos ser.”

"Cada oportunidad está frente a nosotros, pero depende de nosotros capitalizarlas. Para ganar, hay que sacrificar mucho. Va a doler. Es doloroso. Juegas con una lesión, pero lo haces porque tienes que. Para ganar ese campeonato, para ganar ese Lombardi, no hay ningún sentimiento así. Y eso conlleva mucho”.

Se dice que el mensaje de Bennett al equipo fue bien recibido.


Por lo pronto los Cowboys deberán enfocarse en su siguiente partido cuando viajen a Chicago para enfrentarse a los Bears el próximo jueves.

©2019 Todos los Derechos Reservados Yarda a Yarda.