Dulce regreso a casa para Odell Beckham Jr.

Actualizado: 24 de sep de 2019



Con un inspirado Odell Beckham Jr. que regresó al MetLife Stadium, los Cleveland Browns (1-1) consiguieron su primera victoria de la temporada al imponerse a los New York Jets (0-2) por resultado final de 22-3 en el cierre de la semana 2 de la NFL.


Cleveland dominó el juego desde el principio a fin y desde el primer cuarto tomaron la delantera con un par de goles de campo de Austin Seibert de 23 y 48 yardas respectivamente.


En el comienzo del segundo periodo, Nick Chubb aumentó la ventaja para los Browns al escaparse 19 yardas hasta zona de anotación y con el punto extra de Seibert pusieron el juego 13-0.


En ningún momento las cosas lucieron bien para los Jets ya que sufrieron la baja de su mariscal de campo de reserva, Trevor Siemian por una fractura tras una fuerte tacleada de rudeza innecesaria por parte del defensivo Myles Garrett.


Siemian había iniciado el partido supliendo a Sam Darnold por una enfermedad. Con su lesión Luke Falk ingresó al campo y los Jets se convirtieron en el primer equipo en 10 años en utilizar tres quarterbacks en las primeras dos semanas de la temporada.


Los últimos en haberlo hecho fueron los Carolina Panthers en 2009 cuando utilizaron a Jake Delhomme, Josh McCown y Matt Moore.


A su ingreso, Falk logró poner a New York en territorio enemigo y lograron romper el cero con un gol de campo de 46 yardas de Sam Ficken.


Cleveland no tardó en responder y antes de llegar al descanso Seibert concretó una patada de 43 yardas.


Para el tercer cuarto Falk y compañía volvieron a ponerse en territorio enemigo llegando hasta la yarda 12. Sin embargo en ese momento su urgencia por sumar de seis ya era demasiado necesaria y se la jugaron en 4 y 2, pero no pudieron conseguir el primero y gol por lo que tuvieron que entregar el ovoide.


Baker Mayfield no desaprovechó la oportunidad y sorprendió con una conexión de 89 yardas con Odell Beckham. Seibert concretó el punto extra para poner el juego 23-3.


Hasta antes del juego, Odell llegó al MetLife Stadium con un promedio de 96.7 yardas por juego en este inmueble, haciéndolo el receptor en activo más dominante en un mismo estadio.


En los primeros minutos del último periodo, Jets volvió a jugar en cuarta oportunidad delante de medio campo, pero nuevamente entregaron el balón al quedarse a dos yardas de continuar.


A diferencia de la primera entrega, Cleveland ahora no supo aprovechar el regalo y cinco jugadas después Mayfield fue interceptado por Darryl Roberts que devolvió el balón 13 yardas al querer conectar con Beckham.


La ofensiva de Jets no supo capitalizar la jugada defensiva y cinco jugadas después perdieron el ovoide con un fumble de Le'Veon Bell provocado por Joe Schobert que recuperó T. J. Carrie.


Dicha jugada terminó siendo el acabose para Jets, pues fue el último clavo en su ataúd.


Mayfield completó de 19 de 35 intentos para 325 yardas con un pase de anotación y una intercepción. Odell tuvo seis recepciones para 161 yardas con un touchdown, mientras que Chubb sumó 62 yardas en 18 acarreos y una anotación.


Falk no tuvo un mal juego ya que obtuvo 198 yardas y soló erro cinco de sus 25 intentos de pase.


Si el juego se convirtió en una pesadilla para Siemian con su fractura, la realidad es que antes de eso no estaba teniendo un buen sueño pues apenas completó tres de seis intentos para tres yardas, es decir media yarda por envío.


Fue apenas la quinta vez en las últimas dos temporadas en que los Browns tuvieron ventaja de 13 puntos o más en un juego. Entre 2016 y 2017 solo lo habían conseguido en cuatro ocasiones.


La próxima semana, Jets visitará Foxborough para medirse a los temibles New England Patriots (2-0), en tanto que Browns recibirá a Los Ángeles Rams (2-0) en el ‘Sunday Night Football’.

Datos de ESPN Stats fueron incluidos en esta crónica.

©2019 Todos los Derechos Reservados Yarda a Yarda.