Dak vuelve a lucir y los Cowboys ganan a domicilio


La ofensiva de los Cowboys tuvo otra solida actuación

En una de las rivalidades más añejas de la NFL, Dallas y Washington midieron fuerzas el día de hoy y con una gran actuación de Dak Prescott, los Cowboys se metieron a territorio de los Redskins y obtuvieron su segunda victoria de la temporada con marcador de 31 - 21.


Prescott finalizo el partido con 269 yardas y tres touchdowns. Completo 26 de 30 pases y fue interceptado en una ocasión. Ezekiel Elliott también tuvo una actuación destacada con 23 acarreos para 111 yardas y un touchdown.


Del lado de los Redskins, la actuación de Case Keenum no fue suficiente. El mariscal de campo completo 26 de 37 pases para 221 yardas y 2 toudchdowns. La actuación de sus corredores fue bastante pobre con Adrian Peterson sumando 25 yardas en 10 acarreos y una anotación.


Durante el primer cuarto serian las defensivas quienes impondrían condiciones tras forzar tres despejes (dos de Washington y uno de Dallas) además de una intercepción.


Los Cowboys habían avanzado 33 yardas y en tercera oportunidad, Prescott busco a Randall Cobb en el centro del campo, sin embargo, el receptor no pudo atrapar el balón y Montae Nicholson aprovechaba para interceptar el pase. Por primera vez en su carrera, Prescott era interceptado por los Redskins.


Los puntos no llegarían hasta el segundo cuarto. Tras la intercepción a Prescott, los Redskins ejecutaban un gran drive de 48 yardas y 10 jugadas que terminaba en las diagonales con un acarreo de una yarda cortesía de Peterson.


Luego de la anotación del conjunto de casa, las defensivas nuevamente dominaban las acciones del partido. Caputras de Ryan Kerrigan y Tyrone Crawford en tercera oportunidad obligaban a las ofensivas a despejar.


Sin embargo, detener a la ofensiva de los Cowboys era una tarea difícil para los Redskins. Y el equipo visitante respondía con drive de 97 yardas que culminaba con una explosiva acción a la ofensiva. Con un Play Action por parte de la ofensiva, Prescott se encontró con el tiempo y espacio suficiente a para mandar un bombazo de 51 yardas el cual sería atrapado por Devin Smith para empatar el marcador.


Los Cowboys volvían a la carga con Dak como líder de la ofensiva. Esta vez el mariscal de campo acarreaba el balón 42 yardas para poner a los visitantes en zona roja. A pesar de que Washington lograba frenar a Dallas en tercera y gol, un castigo para Jimmy Moreland le daba a los Cowboys una nueva oportunidad de anotar y esta vez la conexión Prescott-Witten ponía a Dallas al frente del marcador.


Así nos íbamos al medio tiempo con Dallas a la cabeza 14 – 7.


Serían los propios Cowboys quienes recibían el balón en el tercer cuarto y de nueva cuenta comandados por su mariscal de campo anotaban por tercer drive consecutivo. Con un pase de 10 yardas, Prescott encontraba a Cooper en las diagonales y se anotaba su tercer pase de anotación del día.


Washington estaba herido y buscaba responder. Primero con un pase de 27 yardas de Keenum a Terry McLaurin los Redskins avanzaban. Tras esto tomaban el riesgo de jugar en cuarta oportunidad y un pase a Trey Quinn les daba oportunidad de seguir avanzando. El drive culminaría con la anotación de 9 yardas de Paul Richardson a pase de Keenum. Los Redskins no tenían todo perdido.


Los Cowboys se iban al último cuarto con ventaja de 7 puntos pero con el balón nuevamente en zona roja de Washington.


Nuevamente los Cowboys anotaban de 6, sin embargo, un castigo a Cooper los privaba de la anotación. Posteriormente la defensiva local frenaba la ofensiva y minimizaban el daño a solo 3 puntos cortesía de Bret Maher con gol de campo de 25 yardas.

Jay Gruden sabía que necesitaba puntos y por ello arriesgaba nuevamente en cuarta oportunidad, pero en esta ocasión la defensiva lograba frenarlos dejándole a Dallas una excelente posición de campo con poco más de 11 minutos por jugar.


Jason Garrett y compañía sabían que una anotación más dejaba el partido sin oportunidad para su rival. 10 jugadas y 54 yardas recorrió la ofensiva para anotar de nueva cuenta. Esta vez Elliott con un acarreo de 2 yardas dejaba el partido sentenciado.


A pesar de todo, Washington no bajaba los brazos y Keenum, con un pase de 1 yarda, encontraba en zona de anotación a McLaurin para acortar distancias de manera simbólica pues el partido ya estaba perdido para ellos.


El último drive solo fue de trámite para Dallas quien se dedico a terminar con el tiempo del reloj.


Con esta victoria los Cowboys se colocan (de manera momentánea) en la cima de NFC East con marca de 2 – 0, mientras que los Redskins con marca de 0 – 2 se encuentran en el sótano de la división junto a los Giants.

©2019 Todos los Derechos Reservados Yarda a Yarda.