Cardiáco triunfo de Saints sobre Texans



Con dos segundos para que finalizara el encuentro entre Saints y Texans, el pateador Wil Lutz anotó un gol de campo de 58 yardas para que New Orleans remontara un marcador adverso y consiguiera una victoria de 30-28 sobre Houston en el primer Monday Night Football de la temporada 2019 de la NFL.


Cuando restaban 50 segundos para que concluyera el juego, el mariscal de campo DeShaun Watson lideró una marcha ofensiva de dos jugadas que dejó a Texans con un superioridad de 28-27 y a Saints con 13 segundos para buscar el triunfo.


Mostrando una maestría en el manejo del reloj, el veterano Drew Brees, que disputa su campaña número 19 como profesional, movió a su equipo casi hasta la mitad del campo para dejar a Lutz con la posibilidad de anotar el gol de campo que le diera el triunfo al equipo con un dos segundos por consumirse en el reloj.


Aunque había fallado un intento de gol de campo de 59 yardas en el segundo cuarto, Lutz mostró temple e hizo efectivos los tres puntos al patear desde la yarda 58 para romper su marca personal de 57 yardas y de paso permitirle a Saints romper una racha de cinco derrotas consecutivas en su juego inaugural de temporada. Su último triunfo había sido sobre Falcons en el inicio de la campaña 2013.


Por primera vez desde la semana 12 de la temporada 2011, no hubo anotaciones en un juego inaugural en el Superdome e incluso Drew Brees tuvo su primera intercepción en la zona roja en 105 intentos, cuando dirigía su segunda marcha ofensiva. Su última intercepción cerca de la zona de anotación ocurrió en la semana 14 de la campaña 2017.


Fue hasta principios del segundo cuarto que DeShaun Watson conectó un pase de 54 yardas con Will Fuller para perfilarse a la anotación inicial del juego. El quarterback de Texans recorrió 21 yardas para el primer touchdown del partido. El pateador Ka'imi Fairbairn hizo efectivo el punto extra.


Los dirigidos por Sean Payton acortaron la distancia con un gol de campo de 32 yardas de Wil Lutz; Watson conectó un pase de anotación de 2 yardas con DeAndre Hopkins para poner el juego 3-14, marcador con el que los equipos se fueron al descanso.

New Orleans recibió el ovoide en la segunda mitad, situación que fue capitalizada por Drew Brees, quien se asoció con Alvin Kamara para mover el balón hasta la yarda 29. Un recorrido de 30 yardas de Latavius Murray significó el primer touchdown para Saints. Wil Lutz anotó el extra.


La respuesta de Texans fue casi inmediata con un pase para touchdown de 16 yardas de Watson a Hopkins para el 10-21. Los locales se acercaron en el marcador gracias al pase de anotación de 14 yardas que Brees lanzó al quarterback suplente Taysom Hill. Fue el primer pase de touchdown a un mariscal de campo de Saints desde 1985.


New Orleans consiguió la superioridad en el marcador tras un pase de anotación de 14 yardas de Brees a Tre'Quan Smith para poner el juego 24-21 luego del extra de Lutz. En el último periodo, Saints amplió su ventaja con un gol de campo de 47 yardas de Wil Lutz para el 27-21. El touchdown de Texans llegó por medio de un pase de anotación de 37 yardas de Watson a Kenny Stills.


Drew Brees finalizó el juego concretando 32 de los 43 pases que lanzó para 370 yardas. Tuvo dos pases de anotación y una intercepción. Por su parte DeShaun Watson envió tres pases de touchdown, dos para DeAndre Hopkins, fue interceptado una vez y capturado en seis ocasiones.


La victoria deja a Saints (1-0) como líderes solitarios de la División Sur de la Conferencia Nacional, tras las derrotas de Panthers, Falcons y Buccaneers; Texans (0-1) se une a Colts y Jaguares como los equipos que empezaron con récord negativo en la División Sur de la Americana. Titans (1-0) fue la única franquicia de dicha división que arrancó la campaña con el pie derecho.

©2019 Todos los Derechos Reservados Yarda a Yarda.